por Diego hernandez león

El ser humano necesita el agua para vivir. Aunque parece un tema evidente es innegable que debemos recordar lo importante que es para nosotros. Así sabemos que es un recurso que debe ser cuidado, atendido y no desperdiciado. 

Por otra parte, sabemos que nos apasiona las largas caminatas en la montaña y al mismo tiempo la energía que gastamos con cada paso que damos debe ser recuperada para prolongar nuestra aventura de manera sana. Para ello, necesitamos descansar, alimentarnos e ingerir agua. Esta última actividad pudiera complicarse si nos encontramos en un lugar muy apartado de la civilización o algún campamento. 

Por ello hemos querido dedicarnos en esta oportunidad a enumerar varias formas para hidratarnos utilizando el agua que podamos encontrar en el sitio que estemos. Al no saber su procedencia ni el grado de pureza, con estos consejos podríamos ingerir de manera segura este vital elemento cuando realizamos senderismo.

Hay que considerar que estos procedimientos, si bien en muchos casos cumplen bastante bien su función, debemos tener presente algunos datos importantes. Los virus, en zonas cercanas a la ciudad, son muy comunes en el agua que se encentra alrededor (como en los ríos); cosa que no es problema si nos encontramos en lugares remotos. Por otra parte, las bacterias (que causan tifus o colera) y los parásitos (amebas o gusanos) sí son eliminadas con estas opciones que daremos a continuación. 

Hervirla

Es posiblemente el recurso más común. Elimina bacterias y parásitos que pudiesen afectar nuestra salud. La desventaja es que consumismo mucha energía y requerimos de hornilla y gas. Además, debemos esperar que se enfríe para beberla. De cualquier modo, es una técnica bastante efectiva. 

Purificación química 

Las tabletas de dióxido de cloro son bastante comunes entre senderistas para limpiar el agua de impurezas, aunque se necesita un tiempo de duración no menos de 30 min para que las pastillas funcionen bien. Es cierto que este proceso hace que el agua adquiera un sabor extraño, pero puede diluirse con otros recursos como el té. También se recomienda que sea de uso limitado pues puede afectar nuestro organismo.

Filtro portátil 

Hace algún tiempo este recurso tenía un problema debido a que el filtro era de gran tamaño y funcionaba mejor en campamentos. La modernización y el desarrollo de esta técnica ha encontrado reducir de tamaño esta herramienta y hoy en día contamos con opciones livianas; excelentes para trekking y extensas caminatas. Son filtros de 0’1 a 0’2 micrones de diámetro que eliminan bacterias y parásitos; aunque no son muy efectivos con los virus. 

Potabilización con luz ultravioleta 

Una de las maneras efectivas, y hasta revolucionarias, ha sido el sistema de potabilización con luz ultravioleta. Un sistema bastante nuevo en el que un pequeño artefacto, introducido en el termo del agua, elimina bacterias y virus de manera rápida y consistente. Algunos modelos vienen con filtros para aquellos residuos de mayor tamaño como ramas. Su presentación suele ser para botellas de agua de 1 a 4 litros. 

Recuerda que puedes seguir nutriendo tus conocimientos sobre el uso y purificación del agua y de esta manera saber con mayor certeza cuales de estas recomendaciones usar dependiendo del área y las condiciones en las que te encuentres. Lo que sabemos es una gota de agua y lo que ignoramos un inmenso océano.  

Suscríbete

Recibe nuestras últimas novedades y nuevos productos en tu correo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *